Artesanía

Varios artesanos de la isla siguen aplicando, en pleno siglo XXI, las técnicas que usaron sus habitantes prehispánicos.

La fidelidad al original llega al punto de evitar la utilización del torno, cuya existencia desconocían los primeros practicantes de esta disciplina.

La materia prima con la que trabajan es el masapé, un barro oscuro que sólo puede encontrarse en determinadas zonas forestales del norte de la isla (su parte geológicamente más antigua). Para recuperarlo es necesario cavar un hoyo de entre un metro y un metro y medio, hasta encontrar este particular sustrato arcilloso y rico en materia orgánica.